Saturday, March 26, 2016

La influencia de Safo en Enrique Bunbury

El cantante español Enrique Bunbury retira inspiración de diversas fuentes musicales (sonidos latinos, árabes, Elvis Presley, Pink Floyd) e literarias. Entre las obras literarias que han inspirado sus canciones están piezas teatrales de Wilde y Antonio Vallejo, la filosofía de Nietzche, novelas de Kafka, Dickens y Jules Verne, o la poesía de Rimbaud, Baudelaire, Alberti y Kipling. El cantante-compositor hizo una carrera de música con contenido e influencias diversas, pero siempre sellada por su forma personal de sentir.
«Enrique Bunbury en concierto en 2012: Carlos Delgado; CC-BY-SA»

Pero hoy me gustaría señalar una influencia algo desconocida de los inmensos admiradores de Bunbury que es como la influencia de 
Safo se insinúa de forma tan sutil en la canción El Rescate del álbum El Viaje a Ninguna Parte. No debería, sin embargo, ser sorpresa que Bunbury haya buscado inspiración en la poetisa griega de Lesbos, una vez que los temas gay-lesbianos son parte integral de la carrera del cantante desde su inicio. El propio nombre artístico Bunbury proviene de un personaje de La importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde, cuyo significado es deliberadamente ambiguo. Muchos lectores y estudiosos de Wilde, incluyendo su amigo Aleister Crowley, creen que el personaje Bunbury representa la vida doble de Oscar Wilde, ocultando un amor homosexual y secreto del escritor.


Safo tiene un impacto muy particular en la historia de la literatura, ni que sea solo porque hubo muy pocas mujeres escritoras hasta los últimos dos siglos. En la antigüedad los poetas eran casi todos hombres y también su audiencia eres masculina. Los poemas y canciones eran acompañados de música y cantados durante las cenas extravagantes donde hombres comían en exceso y se emborrachaban de vino. Las únicas mujeres presentes en estos simposios eran danzarinas, flautistas y prostitutas o cortesanas, destinadas al entretenimiento de los invitados. Dado que toda la poesía antigua tenía interpretes masculinos y audiencia masculina no es de sorprender que sus temas incidían sobre la guerra, la búsqueda de gloria, la fuerza del deseo masculino o el amor homosexual. Safo probablemente enseñaba poesía y canciones a otras mujeres antes que estas se casasen con sus hombres. Los poemas de Safo abordaban materias bien distintas y representan una autora que valoraba el amor más que todas las cosas. También son poemas particularmente sensibles al sufrimiento y con un lenguaje muy directo y simple, pero que al mismo tiempo apelan a emociones poderosas, sentimientos y obsesiones imposibles de ignorar. Por eso es muy fácil reconocer la influencia directa de Safo en mucha de la poesía erótica u amorosa de otros autores, desde los romanos como Catulo y Ovidio hasta los escritores Anglo-saxones del siglo 19 como Thomas Hardy, Byron, Dante Gabriel Rossetti, Swinburne, Lord Tennyson y William Carlos Williams.

El Rescate tiene como tema el precio a pagar por el amor apasionado que uno dedica a alguien que nos desprecia. Es una canción de extremada vulnerabilidad y el compositor se revela como alguien desesperado, consciente de que sus esfuerzos son inútiles, pero que paradojalmente valora más al amor que cualquier bien material del mundo, sea dinero o casas grandiosas. Abajo presento el refrán  de la canción y en seguida explico cómo Bunbury se inspiró directamente en dos poemas de Safo. Ni siquiera es una casualidad que en el mismo año del lanzamiento del disco de Bunbury fue publicada una traducción completa de los poemas de Safo en español de la autoría de Aurora Luque y que fue un éxito literario.

“No hay dinero, ni castillos, ni avales, ni talonarios,
no hay en este mundo, -aunque parezca absurdo-,
ni en planetas por descubrir, lo que aquí te pido.
Y no te obligo a nada que no quieras.
Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden;
te conocen, pero no llegan a ti.”

Bueno, la enumeración de El Rescate es extraordinariamente similar al poema 16 de Safo, que habla que ni la riqueza, poder y los ejércitos tan valorados por los hombres, ni ninguna cosa sobre la tierra, nada de eso vale nada relativamente a la persona de la cual se está enamorada. No es un acaso que Enrique Bunbury menciona lo mismo en una forma más moderna “ni dinero, castillos, avales, talonarios”. La lista de Safo de cosas inútiles apreciadas por los reyes y generales es una imagen de la antigüedad, pero la lista de Bunbury es válida para todos los hombres ricos y pobres de espirito que viven en los días de hoy. Repárese además que el título de la canción de Bunbury es “El Rescate” y el poema de Safo refiere claramente que ninguna promesa de gloria o de bienes materiales, ni siquiera la amenaza de guerra, sirvió para pagar el rescate más famoso de la historia que fue el rapto de Helena de Troya.  Una tercera similitud entre la canción rock y el poema griego es que ambos tratan de amantes que están lejos y ausentes, Anactoria en el caso de Safo y un arrebatador amor anónimo en el caso de Bunbury.

Poema-Fragmento 16 de Safo
“Hay quienes dicen que los hombres montados a caballo,
o un ejército de soldados o una flota de naves,
son lo más hermoso sobre la tierra negra,
pero yo digo que es aquello de lo que una está enamorada.

Es muy fácil que todos comprendan esto,
pues la bella Helena abandonó a su esposo,
el mejor de los príncipes, se fue navegando hacia Troya,
y no se acordó de su hija ni de sus queridos padres.

Ahora recuerdo a Anactoria que no está presente.
Yo quisiera ver su amable paso y el resplandor radiante de su rostro
más que los carros de los lidios y los soldados de armaduras relucientes.”

Pero la influencia sáfica no acaba aquí, porque existe una cuarta característica de la canción de Bunbury inspirada muy claramente en otro poema de Safo. Es muy difícil a un hombre admitir su debilidad, pero Enrique confiesa que sus fuerzas le fallan al extremo “Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden”. La mayoría de las canciones y poemas masculinos inciden sobre la belleza del cuerpo femenino o sobre la gran confianza del hombre que es más bello, fuerte y seductor que los otros. Por lo tanto es muy raro que Enrique – un hombre de éxito, admirado por el mundo, con una imagen de cowboy y macho duro – hable que no tiene piernas ni fuerza. En verdad esa vulnerabilidad extrema de Bunbury es algo muy bien capturado y de una expresión femenina muy evidente. Nadie mejor que Safo expresó la palidez que le causa a uno mirar la persona que se ama y perder la voz, la vista, y sentir las piernas flaquear, con un pulso acelerado como si estuviésemos enfermos y a punto de morir.

Poema-Fragmento 31 de Safo
“Igual a los dioses se me parece
ese hombre que, sentado frente a ti,
de cerca escucha tu dulce voz y tu risa adorable;
ello me ha dado un vuelco al corazón dentro del pecho;
pues apenas te miro, ya hablar no me es posible
sino que mi lengua se quiebra, un leve
fuego al punto me corre bajo la piel,
nada pueden ver mis ojos, me zumban los oídos
me cubre el sudor, un temblor me posee toda,
me siento más pálida que la hierba
y a mí misma me parece que estoy cerca de morir.”

El poema-fragmento 31 es quizá el poema más conocido de Safo y ha sido imitado por inmenso autores de diversas lenguas al largo de los últimos siglos. La frase “Las fuerzas me fallan, mis piernas no responden” tiene realmente una similitud enorme no solo con el poema original de Safo, pero además con los poetas inspirados por esta, tal como el homenaje de John Hollander al fragmento 31 de Safo “my tongue collapses, my legs flag”.

Enrique Bunbury es realmente un compositor de una sensibilidad fabulosa, porque en 2500 años de poemas y canciones no hubo nadie a capturar de forma más actual, tan linda y sensible estos sentimientos. La poetisa griega es linda, porque al leer sus palabras siento una emoción absurda, como si alguien que conociera me escribiera una carta enviada a través de  un océano y muchos siglos de distancia. El cantante español es el más original de todos los poetas-cantantes que alguna vez se han inspirado en Safo, una vez que su canción no es una copia de sus poemas griegos. Los poemas de Safo son tan impecablemente hermosos, tan poderosos y difíciles de mejorar, que mismo los mejores escritores han casi copiado palabra por palabra los poemas originales, solamente restando una línea o dos. Bunbury es el único que hizo su propia versión con una actualidad poderosísima y una belleza increíbles. ¡Hasta creo que Safo diría que su discípulo masculino logró cantar tan bien o mejor que el original! Aquí queda mi homenaje a mi canción preferida del rock n’ roll español y a mi escritora preferida. Feliz Pascua.

16 comments:

  1. Amigos, mi artículo de poesía y rock n'roll fue destacado en el topo de la sección Bunbury News de la revista española IndyRock:

    http://www.indyrock.es/bunburynews.htm

    ReplyDelete
  2. Realmente no encuetro esas similitudes que anuncias en tu articulo, pero es solo mi opinion, no se si Bunbury haya confirmado esto, o es solo una teoria.
    Saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, David. Bunbury no ha confirmado o des-confirmado esto, obvio, pero eso es normal. Los artistas son timidos en revelar sus fuentes literarias. A veces solo lo hacen muchas décadas más tarde. Bunbury si ha confirmado que es la historia de un secuestro, pero el poema de Safo también habla de un secuestro y es un secuestro amoroso. Saludos :)

      Delete
  3. Hola, El Rescate fue escrito en Cajamarca, Peru... En esa ciudad está el Cuarto del Rescate que fue donde estuvo prisionero el Inca Atahualpa capturado por Francisco Pizarro... La verdad dudo que haya sido por el rescate de Helena de Troya... Es más, aunque nunca me quedó claro, en uno de los conciertos del Gran Rex 2010, Enrique dijo que había escuchado a Atahualpa y luego empezó esta canción... Esto no aparece en el disco, pero yo lo escuché perfectamente, pero siempre me quedó la duda con eso de "escuchar a Atahualpa" ya que Atahualpa también es un músico ecuatoriano...
    Por lo demás coincido contigo...pudo haber combinado lo del Inca Atahualpa, con Safo y el rescate de Helena de Troya...
    Le preguntaré cuando lo vea, si es que lo veo... Siempre me ha llamado la atención el origen de esta canción...

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Mario, por tu respuesta. Es muy normal que los cantantes nunca revelan todas sus influencias a no ser muchos años más tarde, porque creen que reduce el misterio de la canción. Creo que es realmente posible que el tema de Helena de Troya y los amores de Safo hayan sido influencias. Repara que en el caso del Rescate de Atahualpa más dinero, oro y castillos, le hubieran ayudado a agradar a los españoles y hubiera escapado su destino. En el caso de Helena los griegos rechazaron cualquier compensacion material y Safo indica que nada tiene el mismo valor de la persona amada. O sea el Rescate de Safo es más próximo de la canción que el de Atahualpa.

      Delete
  4. El Viaje a Ninguna parte salió a la venta en 2004, las canciones se escribieron 2 años antes luego de un viaje nómada por Nicaragua, Perú, Argentina, Ecuador, Cuba, México entre otros. No veo la relación que pretende vincular.

    ReplyDelete
  5. Atahualpa Yupanqui fue un cantautor, guitarrista, poeta y escritor Argentino no Ecuatoriano. Me inclino mucho más por esta última interpretación aunque la de los poemas de Safo y la mitología de Helena de Troya suena muy romántica como rebuscada. No obstante cabe destacar la gran influencia literaria que tiene Bunbury como compositor, si hasta en el tema El camino del exceso nombra tácitamente a William Blake. Me hace acordar mucho y no puedo evitar hacer la analogía entre él y Jim Morrison quien más que solo escribir canciones creaba poesía con sus letras.

    ReplyDelete
  6. Habla de la falopa como la chica triste en esa época está roto y necesitaba rehabilitación por eso navego por Cuba un tiempo.

    ReplyDelete
  7. Habla de la falopa como la chica triste en esa época anda roto y necesitaba rehabilitación un rescate por eso se quedo mucho tiempo por Cuba

    ReplyDelete
  8. La fotografía de Bunbury es mía. Acredita la autoría o bórrala en caso contrario. https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Enrique_Bunbury_-_16.jpg?uselang=es

    ReplyDelete
  9. Queridos, hoy mi blog fue compartido por el propio Enrique Bunbury en su google plus oficial:

    https://plus.google.com/+Enriquebunburyoficial/posts/2u9yqtuLnzC

    ReplyDelete
  10. Además, Bunbury también compartió mi blog en su Facebook oficial

    https://www.facebook.com/bunburyoficial/posts/10153876358075806ç

    ReplyDelete
  11. A mí me ha encantado leerlo. Gracias por tomarte el tiempo y el trabajo que esto requería. Un fuerte abrazo desde Venezuela.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Muchas gracias, Asteropea! Me encanta compartir con otros lectores fascinados por poesía y música. Un grande abrazo desde Chile!

      Delete
  12. Amigos, no tengo Twitter, pero hoy supe que Bunbury también citó mi blog en Twitter. Nunca me imaginé que él podría un día leerme:

    https://twitter.com/bunburyoficial/status/803253830863364097

    ReplyDelete